viernes, 6 de mayo de 2011

Cero-Uno-Cero

¿Es posible renacer?

Quizás no literalmente. Si eso fuera posible tendríamos que licuar nuestra materia e inyectarla dentro del vientre materno para luego obligarla a pujar y que por acto de magia volvamos al mundo recompuestos. Cosa de letras simplemente. Imaginación.

La idea de renacer me ha estado rondando la cabeza desde hace años. Fue en un periodo muy triste de mi vida, cuando embobado y magullado por el alcohol sentía que no podía más. Tenía 19 años y estudiaba en la pre-universitaria, todos los días me sentaba junto a M. Ella era cristiana evangélica y también fisico culturista. Desde que comenzamos a hablar recibía invitaciones suyas para ir a lo que ella denominaba "La Célula". Un día llegué con moretones en el rostro, débil y deprimido y lo primero que hizo fue invitarme un caramelo de limón y decirme si había visto una película, el Gran Simón. Yo la había visto en colegio y recuerdo que me pareció buena en el modo que esa película podía motivar a cierto grupo humano pero tampoco era una obra maestra del cine mundial. Lo pensé. No fui.

Se hizo un experimento en una provincia del Valle Sagrado. La comunidad A Y B tenía un problema común, el alcoholismo. En A empezó un pastor evangélico a vocear a Cristo. Con lentitud la gente se fue adoctrinando hasta en su mayoría dejar el mal hábito. A los cinco años el pueblo ya tenía carretera hasta su plaza y relativa mayor productividad. Al contrario B permaneció en su catolicismo heredado y el paganismo adquirido. Conclusión subjetiva: Podría M impostar sus manos sobre mí, hundir mi cabeza en las aguas originales del Vilcanota, una laguna bien protegida por lo inhóspito, el frío y el sol; y ¿que yo quedara limpio como un niño otra vez?  

No fui a la Célula. Es más recuperé mis fuerzas, continué bebiendo con altas y bajas, con más problemas, tropiezos y neblinas. Gozos también, algunas manos firmes sosteniendo mis manos. Ejercitando la lengua de todas las formas posibles.
Lo que continúo fue cosa seria.

¿Hay personas que renacieron?

Dudo que haya renacidos pero sí sé que hay demasiados amnésicos.

¿Y, personas que fueron el Renacimiento?
Eso es distinto. Ser el renacimiento significa ser la ficha 0 que empezará un dominó seudo infinito en código binario. A nivel cibernético, re establecer el control del Sistema del modo más simple, una progresión de dos cifras. A nivel sociológico, impostar una red resaltante en el enmarañado social. A nivel psicológico, ser el Paradigma.

En teoría es simple. Tienes una idea la integras a tu modo de ser, la haces tu filosofía, tu camino en el mundo y lo haces tan bien y de una manera tan clara y auténtica que el colectivo de simios comenzará a imitarte, criticarte y en ocasiones divinizar te con mayor o menor éxito. ¿Alguien lo logró? Pues creo que el primero en usar un arma para asesinar algún mamífero fue el verdadero Cero de nuestra cultura. Otro, posiblemente el primer parricida. Uno más: Jesús y la cadena de María.

Y qué hay de los modelos fracasados. Billy Corgan gritó a voz en cuello que él era el nuevo Zero, vacío y solitario como Dios. Uno ausculta la calle y no ve émulos de Corgan pero sí Emos.

En poesía ¿quién pudo asumir este rol?

Pienso en la poesía contemporánea y noto que ha renacido. El modelo griego de poesía que se alimentaba en la ética y servía para instruir moral, historia y cultura ha mutado. Este nuevo arte que muchos pregonamos como poético ahora es una visión estática de lo cotidiano en la subjetividad humana. Un poeta nos presta sus ojos y tenemos más de un mundo en pensamiento diluido. Y ¿cuándo comenzó esto?
 
Hugo Bola
Creo que empezó en Zurich el 5 de febrero de 1916, a las 6 p.m cuando el poeta y filósofo Hugo Ball y su compañera Emma Hennings (quienes rezaban "que por encima de las guerras y de las patrias había hombres independientes que vivían otro ideal.") mantenian un local que se hallaba destinado a ofrecer entretenimiento de carácter cultural al publico.  Allí se admitía junto a los artistas, literatos y poetas, a desertores, emigrados políticos, objetores de conciencia, agentes secretos, estafadores, etc. En su programa figuraban lecturas de poemas, acompañadas al piano o bien canciones y actuaciones, muy pronto se unió a Ball el poeta rumano Tristán Tzara quien con su enorme capacidad inventiva pronto consiguió crear unos espectáculos sin igual.

 Los espectáculos del cabaret se distinguieron, ante todo, por su agresividad y audacia se efectuaron lecturas de poemas, a la par que se realizaban ruidos diversos, conseguidos por medio de raras percusiones, muchas veces los artistas, disfrazados, arremetían contra el público reunido en la sala, hasta que la gente se rebelaba y se producían las algarabías más impensables. Los dadaístas fueron todos muy aficionados a disfrazarse, comenzando por Hugo Ball cuando se presenta en el Café Voltaire con su traje metálico-cilíndrico. No estaban ausentes tampoco las complejas construcciones literarias, de alto contenido grosero e irracional, refleja los rasgos esenciales del dadaísmo: la recusación de toda forma de jerarquía social, la confusión de los géneros y el valor concedido al espectáculo.

Es a partir de este simpático y cachoso poeta Cero llamado Tristán Tzara que la poesía puede renacer. Él fue el renacimiento y su obra el neonato baboso y sin sentido que ahroa conocemos, ya crecido y complejizado, como Poesía Contemporánea. De él Unos POEMAS:


DADÁ
no es locura, ni sabiduría, ni ironía, mírame, gentil burgués.
El arte era un juego color de avellana, los niños armaban las palabras que tienen repique al final, luego lloraban y gritaban la estrofa, y le ponían las botitas de las muñecas, y la estrofa se volvió reina para morir un poco y la reina se convirtió en ballena y los niños corrían y se quedaron sin cena.
Y luego vinieron los grandes embajadores del sentimiento, quienes exclamaron históricamente a coro:

"Psicología Psicología ji-ji-ji
Ciencia Ciencia Ciencia
Viva Francia
No somos naïf
Somos sucesivos
Somos exclusivos
No somos simples
y sabemos bien discutir de la inteligencia." 

Pero Nosotros, DADÁ, no compartimos su opinión, pues el arte no es cosa seria, se los aseguro, y si mostramos el crimen para doctamente decir ventilador, es para halagarles, queridos oyentes, los amo tanto, se los aseguro, los adoro.



DADA es un microbio virgen
Dadá está contra la carestía de la vida
Dadá
sociedad anónima para la explotación de las ideas
Dadá tiene 391 actitudes y colores diferentes según el sexo del presidente
Se transforma -afirma- dice al mismo tiempo lo contrario -sin importancia- grita -pesca con caña.
dadá es el camaleón del cambio rápido e interesado.
dadá está en contra del futuro. dadá está muerto. dadá es idiota
Viva dadá. dadá no es una escuela literaria, aúlla.


El orgullo es la estrella que bosteza y penetra por los ojos y por la boca, que se apoya, hinca en su seno está escrito: estirarás la pata. Es su único remedio. ¿Quién cree aún en los médicos? Yo prefiero al poeta que es un pedo en una máquina de vapor -es manso pero no llora- educado y semipederasta, va nadando. Los dos me valen un sorbete. Es un azar (que no es necesario) que el primero sea alemán, el segundo español. Lejos de nosotros, realmente, la idea de descubrir la teoría de la probabilidad de las razas y el epistolario perfeccionado de la amargura. 

Grito grito grito grito grito grito grito Grito grito grito grito grito grito grito
Grito grito grito grito grito grito grito
Grito grito grito grito grito grito grito
Grito grito grito grito grito grito grito
Grito grito grito grito grito grito grito
Grito grito grito grito grito grito grito
Grito grito grito grito grito grito grito
Grito grito grito grito grito grito grito
Grito grito grito grito grito grito grito
Grito grito grito grito grito grito grito

Y, una vez más, me sigo encontrando realmente simpático
 






De: Siete manifiestos DADA - Tusquets editor, Barcelona, 1972


(Esto me deja una duda. Y yo, ¿quiero Renacer o quiero ser el Renacimiento? )

No hay comentarios:

Publicar un comentario

BEND OVER ME